Declaración de intenciones

PrecauciónNo quisiera parecer alarmista, que además no es mi forma de ser, que yo soy de natural más bien tranquilo, pero no resulta posible dejar de señalar ciertos aspectos de lo que tenemos alrededor con los que, decididamente, somos demasiado confiados. Porque, francamente, es increíble la temeraria tranquilidad con la que nos tratamos día a día, en cualquier día normal, con eso que llamamos cosas y objetos, hechos y acontecimientos.

Supongo que será por la inercia de la costumbre y porque, aparentemente, nunca pasa nada. Pero claro que pasa, por mucho que no lo veamos. O no sepamos verlo. O hagamos por no verlo.

Bien, cierto es que atribuirles malicia a los objetos, o intencionalidades ocultas a los hechos, puede tener algo de riesgo. En concreto, el riesgo de ser diagnosticado como paranoico, pero hay cosas peores.

Por otra parte, tampoco hay que precipitarse. Mejor moverse con prudencia. No se trata de inducir al pánico. Especialmente, el propio.

En cualquier caso, algo hay que hacer o, mejor dicho, algo hay que seguir haciendo. Porque las advertencias están ahí desde hace tiempo. Pero no han sido tomadas en serio: ni la historia de Pérez ni las comunicaciones de María, Óscar y el propio Pérez parecen haber causado el efecto buscado. ¿Será posible que se hayan considerado como una mera ficción en lugar de como registros de una atípica página de sucesos?

Siendo así, resulta evidente la necesidad de insistir en el empeño, por lo que, asumiendo con buen ánimo la grandiosa inutilidad del plan, se decreta la transformación de esta página en un observatorio de las conductas maliciosas de los objetos cotidianos, de los efectos perversos de sucesos aparentemente anodinos y, especialmente, de los desconciertos provocados por unas y por otros en el propio observador titular del observatorio.

En las entradas del blog se irán presentando los diferentes casos. Quien desee colaborar denunciando otros casos sospechosos de irregularidades cotidianas, puede hacerlo en migueltallon@gmx.es o en @migueltalllon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s