Una cazuela con agua puesta al fuego

Hoy, mientras la calentaba en la cocina, me quedé mirando para una cazuela con agua como si le sospechase la intención de escaparse del fuego a poco que dejase de vigilarla.

Cazuela…

Puesta al fuego…

Agua calentándose… Pues no, porque lo que realmente está ocurriendo es que se está enfriando la cazuela, pasándole su calor al aire por el intermedio del agua que, para acelerar el proceso, se mueve, lo de abajo va para arriba y al revés, y en el proceso toman forma esas burbujitas que aparecen cuando el agua está a punto de hervir.

¿Trivial? Claro, quién va a pensar que unas burbujitas que aparecen en el agua al calentarla van a ser un problema.

Pero el caso es que, si en lugar de la cazuela ponemos la superficie de la Tierra y en el lugar del fuego ponemos la radiación solar, ya solo quedaría adivinar quién haría el papel del agua y, especialmente, de las burbujitas.

Prefiero no dar pistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s